Encuentro Europeo de Jóvenes Taizé-Madrid

Te invitamos a un fin de año muy diferente, a una experiencia irrepetible:

al Ecuentro Europeo de Jóvenes de Taizé en Madrid (Peregrinación de Confianza).

Cada año miles de jóvenes cristianos de toda Europa se reúnen para convivir los últimos días del año en una experiencia de fe, encuentro, alegría y comunión. Y este año Madrid ha sido la capital elegida para acoger tan extraordinario acontecimiento en su edición número 41. ¿te animas?

¿En qué consiste?

Desde hace más de 40 años la comunidad de Taizé realiza entre Navidad y Año Nuevo un encuentro de jóvenes en una gran ciudad Europea. Estos encuentros se enmarcan en la llamada Peregrinación de Confianza a través de la Tierra iniciada por el hermano Roger, fundador de Taizé, a finales de los años 70. Los Encuentros europeos reúnen cada año a miles de jóvenes procedentes de toda Europa.

Quienes asisten a estos encuentros no forman un movimiento, sino que tratan de avanzar juntos a través de los caminos de la confianza: la confianza entre las personas, entre los cristianos de las diferentes tradiciones, la confianza en Dios... y profundizan en aspectos tales como la oración, la fe y el compromiso social.

¿Cuándo será?

Del 28 de Diciembre al 1 de Enero.

Nosotros saldremos desde Sevilla en la noche-madrugada del 27 al 28 de diciembre.

¿Dónde nos alojamos?

Algo característico de este encuentro es que, por lo general, los jóvenes son acogidos por familias de las parroquias del lugar. 

Si los peregrinos son muchos, pueden ser acogidos también en salones parroquiales, colegios, etc., pero no es lo habitual.

¿Quién pueden participar?

Cualquier joven de entre 16 y 35 años. 

Recuerda que los menores deben ir siempre acompañados de un adulto responsable.

Si aun no tienes los 18 y no tienes un adulto que te acompañe, señálalo en el formulario de inscripción.

¿Cuánto cuesta?

Para colaborar en los gastos del encuentro hemos fijado un costo de 120€ (65 de la inscripción y 55€ por los desplazamientos).

¿Cómo me inscribo?

El plazo de inscripción acabó el pasado 30 de noviembre.

Si estás interesado en venir con nosotros, escríbenos un correo a jovenes@archisevilla.org

 

También puedes ir antes,para salir como voluntario...

Si quieres, también tienes la opción de llegar a partir del 26 de diciembre para colaborar como voluntario en las siguientes tareas:

- ayudar a preparar la acogida del 28 de diciembre.
- ayudar en un equipo de trabajo (distribución de comidas, limpieza, circulación…)
- ayudar en la animación en las parroquias.
- cantar en el coro durante las oraciones comunes (por favor, indicadlo en la inscripción)

Si estás interesado en esta opción, sólo tienes que  marcarlo en al rellenar el formulario de inscripción.

Fecha límite.

Para poder inscribirte tienes como plazo máximo el 30 de noviembre.

Así que no tardes más en inscribirte. Contamos contigo.

Programa y recursos.

Accede desde aquí a los siguientes contenidos:

 


 


Es nuestro momento

#HÁGASEENMÍ

Esta versión resumida del versículo de San Lucas y lema de la JMJ de Panamá ("Hágase en mí según tu palabra") nos servirá como fin y objetivo de todo este nuevo curso que se presenta cargado de experiencias nuevas, interesantes y, sobre todo, muy del Señor.

El Camino de Santiago, las Noches de Cultura y Fe, retiros, Jornadas Diocesanas de la Juventud (JDJ) y un largo etcétera, enmarcado todo ello por el Sínodo de los jóvenes. ¡No puedes faltar!

Pincha en el siguiente botón y podrás descargarte toda nuestra agenda.

 

 

 



"Taizé es la mejor muestra de que la unidad de los cristianos es posible"

“El Santo Padre os desea que durante estos hermosos días, en los cuales os reunís en Valencia, rezando y compartiendo, podáis descubrir mejor a Cristo, «el rostro de la misericordia del Padre»”.  Estas líneas, enviadas por el Secretario de Estado, Monseñor Parolin, en nombre del Santo Padre con motivo del encuentro europeo de Taizé en Valencia, expresan con  sencillez pero con gran exactitud lo vivido allí del 28 de diciembre del pasado año hasta el 1 de enero del presente.

Algunas fuentes hablan de que fueron casi treinta mil jóvenes los que se dieron cita en la ciudad mediterránea los días previos al final del año para orar, convivir, compartir y celebrar desde el nexo común de la fe en Nuestro Señor Jesucristo. Y es que estos chicos y chicas, provenientes de todos los rincones de Europa (y en algunos casos desde incluso otros continentes), se reunieron, dando muestra de la grandeza y posibilidades de un ecumenismo auténtico y sincero que deja atrás las diferencias entre las distintas confesiones para poner  el centro únicamente en Cristo y en el deseo de hacer llegar a todos los hombres los frutos de la paz a las que nos llama el Señor.

Las jornadas se desarrollaban en torno a tres momentos de oración (mañana, mediodía y tarde) donde el Evangelio, la música, la meditación y el silencio son los protagonistas. Pero además se intercalaban con importantes momentos de reflexión y encuentro, así como de talleres que iban desde la índole social a la espiritual o cultural. El diálogo judío-cristiano-musulmán, el amor y la justicia según el Evangelio, la economía con valores sociales, la defensa de los derechos de los más débiles y desamparados, la lucha contra la corrupción, visitas a la catedral de Valencia y al Ayuntamiento y un largo etcétera componen el amplio cartel de actividades, encuentros y formaciones programadas, además de la constante oferta de lugares para el encuentro íntimo con el Señor y la reconciliación con Él.

Pero si preguntamos a cualquiera de los 37 jóvenes que acudieron con la Pastoral Juvenil de Sevilla, seguramente responderá que dos son las cosas que más le han marcado en seso días: la convivencia con los otros jóvenes, las familias y comunidades parroquiales que los acogieron y, ante todo,  la experiencia de rezar, invocando al mismo Dios, con jóvenes de otras iglesias.

Porque Taizé es la mejor muestra de que la unidad de los cristianos es posible. La prueba: los 38 encuentros europeos de jóvenes que, como el de Valencia, ya se han celebrado y que tendrá lugar nuevamente el próximo año en Riga, Letonia. El espíritu incasable del hermano Roger, fundador de la comunidad ecuménica de Taizé, sigue vivo y con la fuerza del primer día, convocando durante todo el año a miles de jóvenes católicos, ortodoxos, protestantes… en el sur de Francia, donde nació la comunidad. Pero además, miles son también, como en el caso de Valencia, los jóvenes que se desplazan durante días enteros, en autobús, tren o avión para reunirse en torno a fin de año para rezar juntos y hacer de sus propias vidas el mejor testimonio de que, teniendo a Jesús como base, la paz y la unidad son posibles.

José Francisco Durán

Delegado diocesano de Pastoral Juvenil