Llega mayo. Es imposible pararlo. Las flores crecerán por todos sitios con o sin CORVID-19. Porque el tiempo pasa y cada vez estamos más cerca de superar todo esto tan extraño que nos mantiene en la distancia y sin poder hacer nuestra “vida normal”.

De esta manera, este año, más que nunca, el mes de mayo nos invita a la esperanza y para encontrarla, vivirla y trasmitirla, nada mejor que tomar de la mano a nuestra Madre del Cielo.

Desde la Delegación de Pastoral Juvenil, siguiendo con la iniciativa #estoycontigo que empezamos al comenzar el confinamiento, te invitamos a sentirte acompañado por toda la Iglesia, pero sobre todo por los jóvenes de la Archidiócesis de Sevilla y, como no, por la propia Virgen María.

A continuación encontrarás secciones nuevas y otras que se adaptan al mes de Mayo, con multitud de recursos, materiales y experiencias para rezar, crecer en la fe, conocer más a Cristo desde el amor a María.