“La oración es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre”

San Agustín

 

La fe es siempre vida, compartida, entregada, regalada…vivida…pero también ha de ser oración. Porque es ahí donde reconocemos al Señor y nos reconocemos junto a Él; de donde manan las fuerzas para ser y hacer. Sin oración, la vida se sobrevive, no se vive. 

San Juan Pablo II insistía a los jóvenes: “¡no dejéis de orar! ¡No pase un día sin que hayáis orado un poco! ¡La oración es un deber, pero también es una gran alegría, porque es un diálogo con Dios por medio de Jesucristo!”

Por eso, para ayudarte, desde la Delegación de Pastoral Juvenil queremos proponerte los siguientes medios para crecer en la vida de oración (pincha sobre cada uno para acceder a toda la información):

  • ADOREMUS: para estar ante el Señor en la Eucaristía y descubrir todo lo que desea para ti a través de la Sagrada Escritura, la música y el silencio. Itinerantes, por toda la geografía de nuestra Archidiócesis.
  • GETSEMANÍ: adoración, sin más, ante Jesús Sacramentado, para acompañarlo, como en Getsemaní, y ponerse ante Él sin complejos ni miedos. Cada jueves, de 23 a 24 horas en la Capilla de los Luises. 
  • LOS VIERNES DEL SAGRADO CORAZÓN: celebramos la Eucaristía y adoramos al Señor para configurarnos con sus mismos sentimientos y consagrarnos a su Sagrado Corazón. Cada primer viernes de mes, a partir de las 21 horas en la Iglesia del Sagrado Corazón.
  • RETIROS: unas horas de silencio y contemplación para prepararnos en los tiempos litúrgicos fuertes y así, de la mano de Cristo, descubrir y vivir la grandeza de sus misterios. 
  • EJERCICIOS ESPIRITUALES: al estilo de San Ignacio, apartarnos del mundo por unos días para ordenar nuestra vida y hacerla completamente para el Señor.
  • UN FINDE PARA NOSOTROS (tú y Él): experiencia de un fin de semana en el que meditar, compartir, adorar, celebrar… es decir: para llenarse de gracia.
  • VIGILIAS, ORACIONES, ENCUENTROS Y MUCHO MÁS: a lo largo del curso, en distintas ocasiones organizamos vigilias de oración, viacrucis, rosarios y otras muchas más ocasiones para poder rezar y compartir juntos la oración. No te pierdas ninguna de las fechas a través de nuestras redes sociales.

Además, recuerda que en el Centro Diocesano de Pastoral y Espiritualidad Juvenil tienes a disposición la Iglesia del Sagrado Corazón y la Capilla de los Luises para rezar y estar un rato con el Señor cada vez que lo necesites.