Reunión de la Coordinadora de proyectos de infancia y juventud

CÁRITAS SEVILLA.- El pasado martes, 27 de septiembre, tuvo lugar en la sede de los Servicios Generales de Cáritas Diocesana una reunión de la Coordinadora de proyectos de infancia y juventud, en la que se integran las acciones específicas de promoción social y educativa de niños y jóvenes realizadas por diversas Cáritas parroquiales de la diócesis.

A la reunión, en la que participaron representantes de cada proyecto, asistió el sacerdote José Francisco Durán, delegado diocesano de Pastoral Juvenil, con el fin de armonizar el trabajo de la coordinadora con las actividades programadas a nivel diocesano. Junto a ellos, también estuvieron presentes los técnicos de Cáritas Diocesana Eva María Torres y Luis Ángel Rodríguez.

Junto a la puesta en común de las actividades previstas por cada proyecto, los participantes en la reunión se ocuparon de la programación de las acciones conjuntas que se realizarán durante el nuevo curso. Entre otras, se fijó el calendario de formación para los equipos de voluntarios y se trabajó en el programa del tercer Encuentro de Proyectos de Infancia y Juventud, que se celebrará durante el curso.

Como destacan los participantes, la reunión "fue un momento enriquecedor de trabajo, y de reafirmación de la necesidad de esperanza, alegría y cercanía de muchos niños y niñas". "Deseamos -comunican en una nota final de la reunión- un buen curso a todos los párrocos y voluntarios que dejan huellas de misericordia en todas las actividades que realizan en favor de los niños y jóvenes que cuentan con menos oportunidades".

Más de una decena de proyectos de infancia y juventud

En la actualidad, existen en nuestra diócesis más de una decena de proyectos, integrados en la labor de las Cáritas parroquiales, que trabajan en una línea de atención y promoción socioeducativa de niños y jóvenes en situación de exclusión y vulnerabilidad social. Entre ellos, el proyecto Maparra, de Jesús Obrero; el proyecto Alba, de Nuestra Señora de la Oliva de Sevilla; los proyectos Samuel y Sembrando Bondad, de las parroquias de la Inmaculada Concepción y San Agustín, respectivamente, en Alcalá de Guadaíra; el proyecto La Rayuela, de Nuestra Señora de la Estrella, en Coria del Río; el proyecto Sonrisas, de Santa María de la Asunción, en Mairena del Alcor; el proyecto Niño, de Nuestra Señora de la Oliva, de Sevilla; el proyecto Semper in Amicitia, del Ave María y San Luis, en Dos Hermanas; el proyecto Divino Pastorcito, de San José, en El Cuervo; el proyecto Por nuestros niños, de Santa María Madre de Dios, en San José de la Rinconada; el proyecto Esponja, de San Antonio María Claret, en Sevilla; y el proyecto Manos de Alfarero, de Santas Justa y Rufina, en Sevilla.