Bajo la protección de María

El próximo miércoles 25 de marzo se celebra la fiesta de la Anunciación del Señor, y nosotros, los jóvenes de Sevilla, junto a toda la Iglesia pediremos la especial protección de la Virgen María ante la pandemia que el mundo entero sufre en estos momentos.

¿Cómo?

Muy sencillo: rezando el Rosario y con una oración de consagración.

Pero no lo haremos solos, sino todos juntos, la Iglesia de España y Portugal.

¿Cuándo?

A las 19:30 horas, el cardenal António dos Santos Marto, Obispo de Fátima, dirigirá el Santo Rosario desde la Basílica de Nuestra Señora de Fátima, ceremonia que podrás seguir a través de la señal de COPE y 13TV.

No puedes faltar.

Es mucho y, sobre todo, son muchos por los que tenemos que pedir al Señor.

María llevará ante Él nuestras oraciones, por lo que la tuya no puede faltar. 

 
Descarga la oración de consagración pinchando aquí.

 


 


Rosario y Eucaristía junto a Ntra. Sra. de los Ángeles

Reina y Señora Nuestra

El próximo lunes 13, festividad de la Virgen de Fátima, te invitamos a un encuentro muy especial, para estar junto a la Virgen María en este mes de mayo.

Como bien sabrás, la bendita y querida imagen de la Ntra. Sra. de los Ángeles de la Hermandad de los Negritos será coronada canónicamente el sábado 18. Pero para abrir todos los actos programados, y coincidiendo con esta hermosa fiesta de la Virgen, la Hermandad, en colaboración con las Delegaciones Diocesanas de Pastoral Juvenil y Hermandades y Cofradías, ha organizado un Rosario y celebración de la Eucaristía pensados especialmente para todos los jóvenes.

El Rosario comenzará a las 19:30 horas en la capilla de de la Hermandad, para recorrer después, acompañado por los jóvenes, las calles de la feligresía de San Roque.

En el trascurso meditaremos los misterios y rezaremos con nuestros cantos, a la vez que ofrecemos a Nuestra Madre por todas vuestras intenciones. 

Al llegar a la Parroquia de San Roque, ante la imagen misma de la Santísima Virgen celebraremos la Eucaristía en súplica y acción de gracias.  

Será, por tanto, una tarde para disfrutar junto a María, con y desde nuestra juventud; una fiesta para nuestra Nuestra Madre, Nuestra Reina y Señora.

María te espera.